DONATE
FOR PHYSICIANS
HEALTH AND NUTRITION
  Action Alerts
  Breaking Medical News
  Continuing Education
  Health Topics
  Cancer Resources
  Diabetes Resources
  Food for Life Classes
  Healthy School Lunches
  Vegetarian and Vegan Diets
  Reports and Surveys
  Clinical Research Studies
  Health Care Professionals
ETHICAL RESEARCH & EDUCATION
MEDIA CENTER
LEGISLATIVE FOCUS
CLINICAL RESEARCH
EDUCATIONAL LITERATURE
MEMBERSHIP
SHOP

Connect with Us

 

 

The Physicians Committee



El mito de las proteínas

grillEn el pasado, algunos “expertos” establecieron que las proteínas que uno consumiera nunca eran suficientes. A comienzos del siglo veinte, se les dijo a los americanos que debían comer mucho más de 100 gramos de proteínas al día. Y recientemente, en la década del 1950, se le recomendó a las personas conscientes de su salud  que incrementaran su ingesta de proteínas. Actualmente, algunos libros de dieta insisten en un consumo exagerado de proteínas para bajar de peso, a pesar de que los americanos ya tienden a consumir el doble de la cantidad de proteínas que necesitan. Y a pesar de que las personas que siguen tales dietas han tenido a veces éxito a corto plazo en cuanto a bajar de peso, a menudo ignoran los riesgos de salud asociados con tales dietas altas en proteínas. El exceso de proteínas ha sido vinculado a la osteoporosis, a trastornos renales, cálculos en el tracto urinario y ciertos tipos de cáncer.

Los pilares de la vida
Los amino-ácidos en las proteínas de nuestra dieta los usamos para hacer músculo y otras proteínas que nuestra cuerpo necesita. Una dieta variada en frijoles, lentejas, granos y vegetales contiene todos los aminoácidos esenciales. Alguna vez se pensó que varios alimentos de origen vegetal debían ingerirse combinados para obtener el valor proteico total, pero investigaciones de actualidad sugieren que no es así. Varias autoridades nutricionales, incluyendo la Asociación Dietética Americana, creen que se pueden satisfacer los requerimientos proteínicos fácilmente, consumiendo una gran variedad de fuentes de aminoácidos a lo largo del día. Para obtener los mejores beneficios de las proteínas que usted consume, es importante ingerir suficientes calorías para satisfacer sus necesidades de energía.

El problema de ingerir demasiadas proteínas
La dieta promedio de los americanos contiene carne y productos lácteos. Como consecuencia, muchas veces tiene demasiadas proteínas. Esto puede ocasionar una cantidad de problemas graves de salud.

Trastornos renales: Cuando las personas ingieren demasiadas proteínas, absorben más nitrógeno del que necesitan. Esto ocasiona que los riñones se esfuercen más para eliminar el exceso de nitrógeno a través de la orina. A las personas que padecen de enfermedades renales se les alienta a comer dietas bajas en proteínas. Tales dietas reducen los niveles excesivos de nitrógeno y pueden ayudar a prevenir las enfermedades renales.

Cáncer: Si bien la grasa se cita con mayor frecuencia cuando se habla del riesgo de cáncer, las proteínas también juegan un papel. Las poblaciones que ingieren carne con regularidad, tienen un riesgo mayor de sufrir cáncer de colon, y los investigadores piensan que tanto la grasa, como las proteínas, los cancerógenos naturales, y la ausencia de fibra en la carne, todos juegan un papel. El informe del año 1997 del World Cancer Research Fund (Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer) y el American Institute for Cancer Research, Food, Nutrition, and the Prevention of Cancer (Instituto Americano para la Investigación del Cáncer, Alimentos, Nutrición y Prevención del Cáncer) señaló que las dietas con carne y ricas en proteínas estaban relacionadas con determinados tipos de cáncer.

Osteoporosis y cálculos renales: Las dietas ricas en proteínas de origen animal hacen que las personas excreten más calcio de lo normal a través de la orina y aumentan el riesgo de desarrollar osteoporosis. En los países con dietas bajas en proteínas se observan tasas más bajas de osteoporosis y fracturas de cadera.

Una mayor excreción de calcio aumenta el riesgo de cálculos renales. Algunos investigadores ingleses descubrieron que cuando las personas agregan cinco onzas de pescado (aproximadamente 34 gramos de proteínas) a una dieta normal, el riesgo de formación de cálculos en el tracto urinario se incrementa tanto como 250%.

Durante largo tiempo se pensó que los atletas requerían mucha más proteína que las demás personas. La verdad es que los atletas, incluso los que realizan un entrenamiento que requiere mucho esfuerzo físico, necesitan una cantidad de proteínas, que se obtiene fácilmente aumentando las porciones de alimentos que requieren para comer ligeramente más calorías. Las dietas vegetarianas son excelentes para los atletas.

Para consumir una dieta que contenga proteínas en cantidades suficientes, pero no excesivas, simplemente reemplace los productos de origen animal con granos, vegetales, legumbres (arvejas, frijoles, y lentejas), nueces, y frutas. El cuerpo obtiene suficientes proteínas, siempre y cuando uno ingiera una variedad de vegetales en cantidades suficientes para mantener el peso.



Alimentos vegetarianos

Tres pasos para convertirse en vegetariano

El mito de las proteínas

Pautas para hacer el cambio a una dieta vegetariana

El calcio de las dietas basadas en vegetales

El calcio en los alimentos

¿Qué pasa con la leche?

Los cuatro nuevos grupos alimenticios

Para lograr y mantenerun peso saludable

El Veganizador

Dietas vegetarianasdurante el embarazo

Dietas vegetarianaspara niños desde el inicio

 


Spanish Vegetarian Starter Kit
download this booklet

 
This site does not provide medical or legal advice. This Web site is for informational purposes only.
Full Disclaimer | Privacy Policy

The Physicians Committee
5100 Wisconsin Ave., N.W., Ste.400, Washington DC, 20016
Phone: 202-686-2210     Email: pcrm@pcrm.org